Regresar a noticias

Las finanzas sostenibles, en el centro de la estrategia de negocio

Las finanzas sostenibles, en el centro de la estrategia de negocio
  • Expertos del campo de las finanzas debaten en EOI los retos de la sostenibilidad

Madrid, 14 de febrero de 2020. Los retos de las finanzas sostenibles han protagonizado el debate organizado por la Escuela de Organización Industrial (EOI) y la Empresa Nacional de Innovación (Enisa) en la sede de EOI en Madrid para profundizar en cómo el sector financiero se enfrenta a los desafíos de la Agenda 2030 a la hora de valorar los riesgos derivados de la crisis climática y del impacto de la Transición Ecológica.

El encuentro profesional ha contado con las ponencias de Inés García-Pintos, asesora en Sostenibilidad y Finanzas Sostenibles, Juan Carlos Delrieu, director de Estrategia y Sostenibilidad de la AEB-Asociación Española de Banca, y José Bayón, CEO de la Empresa Nacional de Innovación (Enisa). El debate ha sido moderado por Fernando Moroy, profesor de EOI y presidente en Madrid de la Red de Business Angels Keiretsu de San Francisco.

En su intervención, Inés García-Pintos, asesora en Sostenibilidad y Finanzas Sostenibles, ha remarcado la tensión que se genera entre los riesgos físicos y no físicos derivados de la transición del impacto medioambiental y su efecto directo en el campo de los negocios. Entre los riesgos no físicos a tener en consideración, García-Pintos ha destacado los políticos y legales, los tecnológicos, los de mercado y los de consumo. En su opinión, todos ellos, incluyendo los físicos, tienen un impacto directo en los riesgos tradicionales del sector financiero (de responsabilidad, reputacionales, financieros, de crédito, de mercado y operativos). Por tanto, a los dos factores que tradicionalmente toman en cuenta los bancos, rentabilidad y riesgo, “ahora tienen que añadir necesariamente un tercer factor que es el impacto en sostenibilidad”, según García-Pintos.

De esta forma, las finanzas sostenibles han pasado de ser un término asociado a la RSC o Responsabilidad Social Corporativa a situarse en el centro de la planificación estratégica en el ámbito económico. En palabras de Juan Carlos Delrieu, director de Estrategia y Sostenibilidad de la AEB-Asociación Española de Banca, “no se trata de la financiación de productos verdes o de activos que contribuyen a la Agenda 2030, sino de un concepto más complejo que requiere conocer a fondo los agentes, las herramientas y todos los factores relacionados con riesgo, rentabilidad e impacto en sostenibilidad”.

Las finanzas sostenibles se enmarcan, según su visión, dentro de un esquema que tiene en cuenta tanto a los reguladores como también al sistema financiero y a la actividad económica de la sociedad. Esto obliga a considerar de una forma conjunta los retos que se plantean en torno a la gobernanza y el cambio climático, así como las oportunidades de crecimiento que puedan surgir de ese nuevo escenario.

Entre los retos que el sector financiero debe afrontar para desarrollarse en este entorno, Delrieu ha destacado “la ausencia de datos creíbles y comparables, así como la necesidad de metodologías útiles y contrastadas para poner en valor esos datos”. Avanzando en esas dos líneas, “se pueden trabajar de una forma más adecuada tanto las medidas de exposición como el análisis de riesgos y las métricas de alineación”, según Delrieu.

Por su parte, José Bayón, CEO de Enisa, ha señalado la necesidad de un liderazgo compartido entre la Administración Pública y el sector privado para fomentar las inversiones en empresas, start-ups y proyectos que orienten la economía hacia la sostenibilidad de acuerdo con los retos planteados por los ODS de la Agenda 2030. En este sentido, para Bayón, “la Unión Europea tiene una gran oportunidad para ser competitiva a nivel mundial en su apuesta diferencial y decidida por la sostenibilidad”.